Tag Archives: calle 13

“El que no quiere a su patria no quiere a su madre”

Llego algo tarde a comentar “Latinoamérica”, la última de Calle 13. Algo tarde, pero espero no lo sea demasiado, cuando deje de significar algo y se quede sólo en su condición viral como cualquier otro contenido típico de nuestra época que no se come los himnos por mucho tiempo. Y lo de himno va en serio. Al menos eso espero; para que lo sea, lo tiene que ser para muchos.

“Latinoamérica” viene bien ahora que la independencia política (en el sentido de país, con bandera, escudo y límites territoriales), no es tan relevante como tener un sentido de identidad cultural sólido. Un boliviano en su lado del Titicaca se parece más al peruano del otro lado de la orilla que a su compatriota en un barrio residencial de Santa Cruz. Si cada cultura fuera un país, viviríamos en miles de países dispersos por el mundo como manchas. Y en medio de este contexto, los marginados en Latinoamérica siguen siendo una colonia de las clases dominantes, ¿o de los países dominantes?, da lo mismo. Pero esta canción intenta rescatar lo que une a Latinoamérica, no lo que nos separa. Sobre todo a los de abajo, porque, aunque el video muestre gente de todas las clases, la canción habla más que nada de los que luchan por un progreso que no sacrifique su integridad cultural. Así lo escucho en el coro, como hablando a los que “compran” el trabajo y la vida de los latinoamericanos (¿si se les puede llamar gringos?).

Cuando los españoles llegaron al Perú e impusieron el catolicismo, los cuzqueños aceptaron la nueva religión sin perder sus costumbres. Pintaban una virgen con forma de montaña, o apu, y la trataban como a la pachamama. Hoy pasa lo mismo con los inmigrantes de la sierra que adoptan la cultura limeña o costeña. Me parece que la transformación cultural es inevitable, pero el sentido de identidad y pasado común no se pierde, y eso es lo que me habla “Latinoamérica”.

Hay algo más. Cuando la escucho, y más cuando veo el video, me distrae la idea de que la mayoría, y no me excluyo, piense que esto es simplemente bacanazo. Porque está de moda la tierra amplia, las arrugas en las caras de los viejos, los niños jugando en la selva, los autos viejos y oxidados, la ciudad hecha entera de cemento, una pequeña calle andina y el sol filtrándose sobre la orilla del mar. Tal vez, el contraste con una vida de píxeles y oficinas nos haga valorar un poco más las periferias, o mirarlo de una forma romántica, como si fuera un paisaje bonito, o turismo vivencial gratuito. Es que está de moda tener conciencia social (eco-social). Es políticamente correcto. Pero a veces es una pseudo-conciencia social, casi tan hueca como la cara del che en blanco y negro sobre un polo.

Al margen de que la gente quiera ver forma o fondo, la canción está muy buena.

Y el video también.

Tagged , , , , , , , ,